logosecundario
Las actividades extraescolares exponen a veces a los menores a jornadas maratonianas para encajar el puzzle de la conciliación. Los expertos creen que este es un planteamiento equivocado si no tiene el consentimiento del menor y recuerdan que el aburrimiento puede ser muy beneficioso

No son pocos los padres que recurren a las actividades extraescolares para poder cuadrar sus horarios laborales con el de sus hijos. Una situación que, en ocasiones, conlleva que los menores se vean obligados a sufrir jornadas tan marationanas como las de sus propios progenitores.

Pero, ¿es bueno abusar de este tipo de actividades para ocupar el tiempo libre de los niños? Para obtener una respuesta solo hay que aplicar el sentido común: «Si el planteamiento es intentar llenar las horas, no me parece buena orientación. Más bien hay que presentar focos de interés donde el niño pueda adquirir conocimientos, participar de la actividad y hacer amigos, pero con un nivel de aceptación por su parte, es decir, que quiera ir. Es importante estar atentos a que el menor consienta», explica la psicoanalista y psicóloga clínica Eugenia Ínsua, que subraya la importancia de no perder la perspectiva de que son actividades que el niño realiza en su tiempo de ocio.

Ínsua recomienda que el menor participe en este tipo de actividades «siempre y cuando tenga interés en hacerlo». Y en ese sentido, los profesionales que las imparten tienen una responsabilidad en este asunto: «Tienen una doble exigencia, porque al no ser obligatorias, deben ganarse la atención del menor. Lógicamente, vivimos en un mundo donde hay poco tiempo para dedicarles a los niños. Antes los menores pasaban más horas en casa y eso les permitía aburrirse. A veces, un poco de aburrimiento no viene mal porque facilita que los niños se pongan a leer, a dibujar, a inventarse juegos, a jugar con los compañeros del barrio... hoy en día hay una exigencia social de productividad, hay que estar produciendo a todas horas, y es interesante que los niños tengan tiempo libre», recomienda, aunque es consciente de los problemas que puede acarrear a los padres: «Esto entra en colisión con las dificultades de las familias para prestar tiempo y dedicación a los niños, porque las jornadas laborales son difíciles de compaginar. Y esta situación hace que haya una demanda mayor de actividades extraescolares y que a veces los niños tengan jornadas demasiado largas», añade.

En el momento en el que los padres aprecien un desinterés por parte del niño en la actividad extraescolar es mejor no insistir: «No hay que obsesionarse. Hay que tener un poco de sensibilidad. Está claro que hay que enseñarle al niño el valor del compromiso, pero siempre y cuando se sienta a gusto en la actividad. No creo que forzando a un niño para que juegue al fútbol sea bueno», dice.

Otro de los aspectos donde a veces lo padres se equivocan es en el nivel de exigencia en este tipo de actividades, hasta el punto de que pueden llegar a equipararse con las asignaturas escolares: «Eso es perder un poco la perspectiva. Una cosa es el trabajo en el horario escolar y otra, el tiempo de ocio», comenta tras insistir en que se deben tener en cuenta las preferencias del menor a la hora de elegir el tipo de actividad.

En cuanto al hecho de si es mejor anotarlos en actividades deportivas o intelectuales, va a depender del menor. Hay algunos niños que prefieren jugar al ajedrez y otros al fútbol, pero en la elección de la actividad extraescolar deben participar los padres: «Es lógico que los padres tengan unas expectativas de lo que tiene que ser su hijo. Y eso está bien. Nosotros, como padres, ofertamos y tratamos de reconducir qué actividad debe elegir, y otra cosa es que el niño acepte o consienta. Eso va a depender del vínculo que exista entre el niño y los padres. Lo que tenemos que hacer es ofrecer y tratar de producir el consentimiento, teniendo en cuenta también la particularidad del menor. No se debe forzar al menor a ir a una actividad, no tiene ningún sentido hacerlo», concluye.

Fuente: La Voz de Galicia
0
0
0
s2smodern
Ábrese o prazo de matrícula en ciclos e módulos de formación profesional con prazas vacantes desde as 9:00 horas do día 26 de setembro ata as 13:00 horas do día 29 de setembro de 2017. Este é o derradeiro período de matriculación en prazas vacantes.

Para matricularse nun ciclo con prazas libres a única condición é cumprir os requisitos de acceso para ás ensinanzas correspondentes.

As persoas interesadas deberán formalizar a matrícula no centro educativo no que o ciclo formativo teña prazas vacantes. A matrícula realizarase por orde de chegada.

Para solicitar a matrícula en ciclos do réxime ordinario con prazas liberadas empregarase o anexo I.

Para solicitar a matrícula en módulos do réxime para as persoas adultas con prazas liberadas empregarase o anexo II.

A matrícula en calquera ciclo con prazas vacantes implica a renuncia a continuar no proceso de admisión e polo tanto a participar nas seguintes adxudicacións de prazas.

ciclosformativos
Fuente: Xunta de Galicia
0
0
0
s2smodern
  • Unicef denuncia que la educación inclusiva en España no es eficaz, que el sistema segrega a estos alumnos y que este colectivo no se siente apoyado por los docentes
  • "Cuando empecé a suspender y repetir cursos en el instituto nadie me preguntó qué me estaba pasando", relata una estudiante con problemas para sacarse la ESO
  • La tasa española de abandono escolar temprano duplica la de la UE y el porcentaje de alumnos repetidores triplica la media de la OCDE
La tasa española de Abandono Escolar Temprano (AET) duplica a la de la Unión Europea y el porcentaje de alumnos de nuestro país que repiten algún curso es tres veces mayor que la media de la OCDE. El sistema educativo español tiene un problema para combatir la exclusión educativa y reenganchar a los estudiantes que van encadenando asignaturas suspensas: Unicef ha advertido recientemente que los programas de enseñanza inclusiva no están siendo "eficaces".

"Cuando comencé a suspender y repetir ningún profesor se sentó conmigo. En el instituto nadie me ayudó a organizarme, ni me preguntaron qué me estaba pasando", cuenta Salma. A esta joven de 20 años, residente en el barrio madrileño de Carabanchel, nunca le había quedado una asignatura pendiente, hasta que llegó a tercero de la ESO. En ese momento se encontró una barrera tanto emocional como educativa que no supo abordar.

Al comenzar el curso notó el cambio de contenido del currículum educativo, empezó a tener problemas para estudiar y de repente se desenganchó. "Me empezaron a costar las asignaturas, al principio era una, luego se convirtieron en dos, tres, cuatro... Al no pillar el truco, me dejé llevar por los compañeros", relata.

Así entró en una dinámica que hasta entonces había sido desconocida para ella: ya no le importaba suspender asignaturas. La conexión que durante el colegio en Primaria tuvo con los docentes, había desaparecido. Ya no quería ser la alumna favorita de la profesora, ya no le hacía ilusión sacar buenas notas y que le mandasen a por tizas cuando había que reponer las de la pizarra. Comenzó tercero "sin hacer nada" y así también lo terminó, arrastrada "por el cachondeo" que se respiraba en clase.

"Era habitual que los profesores nos dijesen: 'Si no venís a atender, dormíos un rato'. Esa ha sido la frase que más he escuchado en todo el instituto". Aunque no solía ser una alumna absentista, se pasaba las clases "mirando al techo". El relato de Salma es muy parecido al de los jóvenes en riesgo de abandono escolar entrevistados por Unicef para elaborar un análisis sobre los factores de la exclusión educativa en España.

Grupos de repetidores

Salma anos repitio veces secundaria EDIIMA20170922 0748 20Algunos explican que sus problemas en clase comenzaron en Secundaria, cuando pasaron del colegio al instituto. Yurena tuvo esa sensación cuando comenzó Secundaria Obligatoria. Suspendió primero y en vez de repetir, empezó junto a varios compañeros un programa de diversificación curricular que les dejaba sacarse el graduado y hacer una Formación Profesional.

"En clase decíamos que allí nos metían a los que no sabían qué hacer con nosotros, solo había un profesor que consiguió motivarnos, nos daba jardinería", cuenta. A los 16 años abandonó, se quedó embarazada con una gestación compleja. Dos años después se reenganchó a un centro adultos y en junio, con 21 años, ha conseguido el graduado escolar.

La tasa de Abandono Escolar Temprano incluye a aquellos jóvenes entre 18 y 24 años que no obtienen la ESO o que una vez finalizada no continúan con sus estudios. En España, este colectivo supone el 20% frente al 11% de la media de la Unión Europea. Por su parte, el 31% de los jóvenes han repetido algún curso, una cifra elevada si se compara con la media de los países de la OCDE, el 11%, según datos del 2015 del informe PISA.

Tras repetir curso dos veces en tres años, y con la mayoría de edad recién cumplida, Salma "hizo click". Vio que sus amigos ya habían salido del instituto y que ella seguía en Secundaria. "Me puse las pilas y me saqué 20 asignaturas en junio. Las que arrrastraba de tercero y cuarto completo", responde. Así consiguió reengancharse al sistema educativa y sacarse dos años después un grado de Formación Profesional de administración.

El responsable de Educación de esta organización, Ignacio Guadix, asegura que tras los recortes que ha ido sufriendo la inversión en enseñanza durante la crisis, en las clases se ha establecido "un canon de normalidad" en el que "la diferencia no tiene cabida". Por su parte, Rebeca Seijo, trabajadora social de YMCA, una organización a la que acudía Selma, que cuenta con centros que ofrecen refuerzo escolar a familias en riesgo de exclusión, alude a que los apoyos no están adaptados al perfil de los jóvenes, ni al porcentaje de alumnos con necesidades, se basan en las ratios.

"Se está retrasando el aprendizaje no solo de esas personas, también del resto de la clase, porque los docentes se vuelcan en que toda la clase intente mantener el ritmo. En cuanto uno se desengancha, se queda apartado", apunta Seijo.
Unicef destaca que los niños y adolescentes que sufren estas consecuencias pertenecen a familias de un bajo estatus socioeconómico y cultural, así como aquellos que pertenecen a ciertas minorías étnicas o grupos migrados, "muchos se quedan atrás o directamente fuera del sistema educativo", apuntan en el informe.

"El porcentaje de alumnos que no aspiran a seguir estudios secundarios postobligatorios y cuyos padres no tienen ninguna titulación es casi del 40%. Para sus contemporáneos con padres con estudios universitarios superiores, poco más de un 5%", recuerdan.

El sistema segrega a estos alumnos

En el análisis, explican que las políticas y programas educativos tienden a "agrupar y segregar" al alumnado por motivos conductuales o de "nivel educativo". Guadix incide en las presiones académicas a las que hacen frente los docentes, "con entornos saturados" en los que tienen que conseguir buenos resultados en las pruebas periódicas promovidas por la administración que sirven para elabora ránkigs educativos.

Estas dos jóvenes encontraron la motivación para seguir estudiando en recursos educativos a los que iban por las tardes y gestionados por entidades sociales. En estos espacios intentan no centrarse solo en la enseñanza teórica y personalizar un poco más el refuerzo que les aportan.

Seijo explica que los jóvenes pasan de un ambiente muy controlado como el colegio, a otro, el instituto, en el que no se trabajan los asuntos emocionales. "El profesor de Matemática es licenciado en ese tema, tiene un Certificado de Aptitud Pedagógica (CAP), se ha sacado una oposición y ya está. Puede dar muy bien clase pero no tiene herramientas para trabajar la relación con un adolescente", explica esta trabajadora social.

"Cuando llegué a YMCA y les conté la primera vez que había repetido me dijeron lo mismo que mi madre. Es como una familia, ellos se daban cuenta de que iba a suspender, trataban de subirme el autoestima y animarme a esforzarme", explica Salma. Una vez que terminó la Secundaria, también fue en este recurso donde le explicaron las posibilidades que tenía para estudiar, si no quería cursar Bachillerato.

Yurena explica que en AMEJHOR, una entidad social centrada en la atención a menores y jóvenes del distrito de Hortaleza (Madrid), encontró un espacio en el que podía exponer sus problemas y recibía apoyo para seguir estudiando. "Hay gente muy cercana que me conoce desde que soy una niña y con los que tengo más confianza que con profesores del instituto", reseña.

Solicitan aumentar la inversión educativa

La falta de recursos para acompañar a los jóvenes que ya han cumplido los 16 años, es otro de los problemas que ha identificado Unicef. Guadix asegura que "no hay institución que les quiera acompañar". "Si no se les estimula durante el aprendizaje, la posibilidad de encontrar empleo son escasos", cuenta el responsable de Educación de la organización.

Desde Unicef proponen cuatro medidas para combatir la exclusión educativa. Apuestan por incrementar la inversión educativa; diseñar un sistema educativo flexible y diversificado que les permitan reincorporarse y continuar la formación y mejorar el acompañamiento de las transiciones educativas.

Fuente: Eldiario.es
0
0
0
s2smodern
El servicio está pendiente de los informes sanitarios favorables tras «controlar» la plaga y adoptar de medidas de higienización

La aparición de roedores en un almacén de la cocina del CIP de A Cañiza (Pontevedra) obliga a mantener cerrado el comedor (el segundo más grande de la provincia), que atiende a más de 500 alumnos, aunque la Xunta ha confirmado que dicha plaga «está controlada» y que el servicio podría reabrirse la próxima semana, a la espera de que los técnicos sanitarios lo autoricen.

F13E6026Según ha explicado a Europa Press el alcalde de A Cañiza, Miguel Domínguez, las ratas fueron detectadas por militares de la Brilat de Pontevedra que utilizan las instalaciones para acampar en verano. Tras alertar al Ayuntamiento, éste puso los hechos en conocimiento de la Consellería de Educación.

El jefe territorial de Educación en Pontevedra, César Pérez Ares, ha explicado que su departamento fue avisado de la plaga el 28 de agosto, «e inmediatamente, el 29 de agosto, se envió a inspectores a confirmar la denuncia y elaborar un plan de actuación».

Así, ha indicado que tanto Xunta como Ayuntamiento contrataron los servicios de desratización y, según las últimas certificaciones recibidas este mismo martes, «la plaga de roedores está controlada».

A partir de ahí se han llevado a cabo otras actuaciones para garantizar la seguridad y las condiciones higiénico-sanitarias, entre ellas la limpieza interior y exterior del colegio, la limpieza e higienización del comedor, desinfección de utensilios, etc.

«Máximas garantías»

Precisamente, la apertura del comedor está pendiente de que los inspectores de Sanidad den el visto bueno tras esas medidas de limpieza. «Es cuestión de tener las máximas garantías», ha explicado Pérez Ares, quien ha hecho un llamamiento a la «tranquilidad» de los padres.

El alcalde ha explicado que «ahora ya se han adoptado todas las medidas que había que adoptar», y está a la espera de que Sanidade autorice la apertura del comedor. «Después de la aplicación de los productos hay que tomar muestras, que van al laboratorio. Eso tiene un tiempo de cultivo, y estamos esperando los resultados», ha explicado.

En todo caso, Miguel Domínguez ha precisado que la aparición de los roedores está relacionada con la presencia de algunos alimentos en el almacén, como salsas o harina, y en ningún caso con un problema grave de higiene o limpieza. De hecho, ha recalcado que el colegio «nunca ha estado tan limpio como ahora».

ANPA

Por su parte, la Asociación de Padres y Madres del CIP celebrará este martes a las 20.00 horas en el aula Cemit del centro comarcal A Paradanta una reunión para informar a los padres sobre la situación, los motivos por los que el comedor permanece cerrado, y para aclarar sus dudas.

La portavoz de la asociación, Marta Rodríguez, ha lamentado la «tardanza» en la actuación de la Jefatura Territorial de Educación, y ha recordado que el aviso de la brigada de la Brilat al Ayuntamiento se realizó el 14 de agosto. En todo caso, ha abogado porque ahora se tome el tiempo necesario para garantizar la seguridad de los niños.

Las medidas adoptadas, y la necesidad de esperar por los resultados de laboratorio para confirmar las condiciones aptas del comedor, obligan a tener el servicio cerrado, con los inconvenientes que ello ha creado a las familias: los niños tienen que ir a comer a sus casas, y eso genera problemas de conciliación en muchos casos, porque los progenitores trabajan.

Así, entre los cambios que se han visto obligados a realizar, se ha tenido que modificar el horario de transporte de los alumnos de ESO, para que coincida con el de Primaria, de forma que «pierden horas lectivas los lunes», al tener que salir antes de clase.

Fuente: La Voz de Galicia
0
0
0
s2smodern
La madre de una niña invidente de Vigo recibe un apoyo masivo en las redes para que se señalicen los pasos peatonales

Las redes sociales se están volcando con Xabela, una niña de Vigo de ocho años que en julio del 2016 se quedó ciega a causa de un tumor cerebral. Su madre, Olalla Freiría, está orgullosa de cómo la pequeña se ha superado a sí misma y en un año que ha sido muy duro ha aprendido braille y ha vuelto a sacar el curso adelante con buenas notas.

Pero hay situaciones que deben mejorar en su entorno y que ya no dependen de su esfuerzo personal. Muchos pasos de peatones que se encuentran entre su casa y el colegio no están correctamente adaptados para las personas invidentes. Olalla siempre acompaña a su hija al colegio, pero aún así, no deja de suponer un riesgo la posibilidad de tropezar y caerse al suelo. Sobre todo, cuando sea más mayor y deba ir sola.

Por ese motivo, su madre decidió lanzar una campaña en Change.org para que las autoridades locales adapten las aceras a las personas con problemas visuales. Su iniciativa ha superado todas las expectativas en solo tres meses y medio. La petición rozaba ayer las 110.000 firmas de apoyo.

La campaña ha tenido eco en el Ayuntamiento. El alcalde, Abel Caballero, la recibió el mes pasado en su despacho de la casa consistorial y se comprometió realizar las obras necesarias para que Xabela pueda circular sin peligro.Olalla no quiere cerrar la campaña hasta que no vea que las obras estén realizadas. «Nuestra ciudad está bastante bien en relación a lo que veo en otros sitios, pero puede estar mejor y cuando se pongan manos a la obra entonces cerraré la petición», manifestaba ayer mientras se preparaba con su hija para ir al cine, que no le ha dejado de gustar tras haber perdido la visión.

Semáforos adaptados

En la actualidad hay un número importante de semáforos en Vigo que incorporan tecnología Bluetooth para que los invidentes puedan accionarlo a su paso gracias a un proyecto desarrollado en colaboración con la Once. Todos los dispositivos que se están incorporando cuentan con esta tecnología. «Nos dieron un mando que si lo pulsas, entonces, los semáforos pitan, lo que está muy bien, aunque comprobamos que no todos tienen todavía este sistema», afirma la madre de Xabela.

Por otra parte, no en todas las aceras están colocadas las marcas en las baldosas que indican la existencia de los pasos peatonales a las personas invidentes que van con un bastón. «La mayoría no están como deberían de ser. La técnica de rehabilitación de la ONCE hizo un informe y lo tienen en el Ayuntamiento», afirma Olalla Freiría.

Esta viguesa reclama una solución para el tramo por el que su hija debe caminar a diario, así como las avenidas adyacentes, puesto que también se desplaza para poder ir a la piscina o realizar otras actividades. Reside cerca del estadio de Balaídos y sube a diario por la calle Martín Echegaray hasta llegar al colegio público Illas Cíes, en el barrio de Coia. No ha tenido que cambiar de colegio a raíz de haber perdido totalmente la visión. Todos los días le acompaña en clase una profesora de apoyo de la ONCE. «Su esfuerzo es superior a los de los demás. Tuvo que volver a aprender a leer otra vez en otro sistema». La vida no es fácil para Xabela, que ha sabido asumir los nuevos retos porque «es una niña increíble, siempre dispuesta a hacer cosas». Por eso su madre pide que no se le haga más difícil y se lleven a cabo mejoras en las calles, que cree que deberían extenderse a toda la ciudad.

Fuente: La Voz de Galicia

0
0
0
s2smodern
El colegio opta al premio de la Fundación contra la Drogadicción

Al colegio Laredo de Chapela se le caen los premios de las manos. Por tercera vez, su proyecto Esencia de Laredo, una empresa de cosmética real creada por los alumnos, es reconocida por la comunidad educativa. El centro redondelano ha sido nombrado finalista del premio Acción Magistral, que convocan la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, la comisión nacional de colaboración con la Unesco y el BBVA.

VS15C8F2 20232Esencia de Laredo fue seleccionado «por dar un giro de 361º a los valores y el cuidado del medio ambiente. Partiendo del sentido de la iniciativa y el espíritu emprendedor, crearon una empresa donde englobar la solidaridad, la ecología y la sostenibilidad y realizaron multitud de actividades de producción de productos ecológicos...».

El primer paso para poner en marcha la compañía de perfumes Esencia de Laredo fue disponer de un pequeño vivero de plantas aromáticas. Con los vegetales elaboraron primero un perfume de menta fresca y posteriormente botes de lavanda. Cada pequeño recipiente de 33 mililitros incluye una concha de la playa, que proceden de los arenales próximo al colegio.

El consejo de administración de la empresa se reúne una vez a la semana para tomar decisiones estratégicas sobre márketing y comercialización. Así, decidieron que el bote de colonia se vendiese a un precio de 3,50 euros. Todos los beneficios de las ventas van destinados a niños con dificultades que son tratados por la asociación Amencer, que se dedica al cuidado y desarrollo de la formación y habilidades de menores afectados por la parálisis cerebral.

«La empresa es tan real que incluso tiene número de identificación fiscal. Los chavales se fueron poniendo en contacto con otras compañías del sector y con la asociación de comerciantes de Redondela, entre otros, y fueron creando una red de capital humano», recuerda el director del centro de educación infantil y primaria, Abraham Domínguez.

Fuente: La Voz de Galicia
0
0
0
s2smodern
La Policía Local pone las primeras sanciones del curso por no respetar las plazas para padres

Armarse de paciencia sigue siendo necesario para llevar a los niños de Vigo al colegio. La reserva de aparcamiento para padres a las puertas de 36 centros educativos de la ciudad inicia su tercer curso sin conseguir poner fin a los agudos embotellamientos que se producen en las calles a la hora de entrada y salida de los alumnos. El plan de tráfico funciona, muchos padres encuentran sitio para estacionar cerca de los colegios y los agentes de la Policía Local sancionan a aquellos vehículos que ocupan, sin motivo, los puestos reservados.

Pero no es suficiente. Los asociaciones de padres reclaman más vigilancia porque se siguen dando casos de intrusismo y los progenitores, que alaban la iniciativa, piden un mayor número de plazas. «Entran a las 9.00 horas, yo llegué 25 minutos antes y ya estaba todo ocupado», lamenta una madre a la que no le quedó más remedio que dejar su coche mal aparcado en uno de los carriles de la calle Venezuela para acompañar a su hijo a las aulas de educación infantil del colegio Maristas.

multasaparcamientoLa doble fila, triple en algunos casos, y los estacionamientos en aceras en calles de un solo carril siguen siendo habituales en las horas puntas. García Barbón, calle Venezuela, calle Marín, rúa Areal, Avenida Europa o calle Castelao, son solo algunas de las vías en las que el tráfico se torna caótico dos veces al día. Sin embargo, los policías son comprensivos y rara vez sancionan a los padres por cometer estas infracciones. En cambio, la tregua con los que ocupan las plazas reservadas para facilitar el transporte de escolares se acabó tras el período de adaptación e información de dos días que concedió el Concello en el arranque del curso escolar.

Los agentes de la Policía Local ya impusieron ayer las primeras multas. Antes de que se produzca la avalancha de coches en las inmediaciones de los colegios, patrullas de la Policía Local inspeccionan las plazas designadas para el transporte escolar -de 8.00 a 9.15 y de 13.30 a 14.15 horas, por norma general- y si algún vehículo sigue allí aparcado en horario restringido proceden a sancionarlo y, si lo estiman conveniente, podrían ordenar retirarlo. «Tienen enviado a la grúa alguna vez», confirma Rubén Mariño, presidente de la asociación de padres del colegio García Barbón.

Aunque los usuarios consideran acertada la medida del Concello, señalan que es preciso mejorarla. «Haría falta más sitio o alguna forma de rotar. Con los de primaria funciona mejor porque solo hay que parar, bajan y ya van solos a clase, pero a los de infantil hay que llevarlos hasta adentro», explica Sandra Alonso, una de las madres que no consiguió encontrar aparcamiento en el entorno de los Salesianos.

El problema se acentúa en los días lluviosos «porque todos quieren entrar con el coche casi hasta la puerta del aula», critica Janet Rojas, una madre partidaria de ir caminando hasta el colegio siempre que se pueda.

La mayor parte de las asociaciones de padres también están satisfechas con el funcionamiento del plan de tráfico. «No tenemos quejas, así que será que funciona bien», supone la directiva de la AMPA del Celso Emilio Ferreiro, María Galiñanes, aunque admite que «a las 9.00 hay más problemas porque hay más niños, a las 14.00 solo salen algunos, otros se quedan a comer o van en bus», puntualiza.

En el Lope de Vega, se quejan por la falta de espacio y reconocen que «algunas veces» los aparcamientos reservados están ocupados, por lo que demandan una mayor presencia policial. «Al principio, hace dos cursos, sí que los controlaban», señalan desde el ANPA. En el García Barbón, los padres se quejan por la supresión de aparcamientos derivada de la humanización de Rosalía de Castro y Serafín Avendaño y ven en las plazas reservadas «una ayuda después de habernos quedado sin aparcamientos», apunta el presidente del ANPA Rubén Mariño.

Los 80 prometidos

El plan de tráfico para agilizar la entrada y salida de alumnos de los colegios se estrenó en junio del 2015 de forma experimental en cuatro centros educativos: Maristas, La Enseñanza, Escultor Acuña y Lope de Vega. Unas semanas después se sumaron al programa una decena de colegios. Y al concluir el curso el gobierno local hizo pública su intención de extender el programa a todos los centros de la ciudad. De hecho, el alcalde Abel Caballero expresó su deseo para que el curso 2016/2017 empezase con 44 centros públicos y 36 concertados, 80 en total, adheridos al plan. Dos años después, el sistema sigue en funcionamiento pero la meta, muy lejos. Solo se han habilitado zonas de aparcamiento para padres en 36 centros escolares de la ciudad. Aunque desde el Concello siguen con la idea de añadir más centros y ampliar las zonas reservadas.

Fuente: La Voz de Galicia
0
0
0
s2smodern
O responsábel local do Bloque, Serafín Otero, achegouse esta mañá o centro e mantivo un encontro con nais e pais.

A fronte nacionalista demandará explicacións no Parlamento galego.

A demora nas obras de ampliación no CEIP Alfonso Daniel R. Castelao (no barrio de Navia), que imposibilitou o inicio do curso o pasado luns foi provocada pola “falla de previsión e inoperancia da Xunta”. Así o denunciou esta mañá o responsábel local do BNG, Serafín Otero, após deslocarse até o centro onde mantivo un encontro con nais e pais.

2017091310522744968Otero, puxo de relevo o enorme prexuízo provocado pola “falla de rigor e capacidade de resposta” da Xunta. “As familias levan semanas advertindo a través da ANPA á Xefatura Territorial de Educación de que de non se tomar medidas non ía ser posíbel iniciar o curso con plenas garantías de salubridade e seguranza para o alumnado. Porén, a resposta foi a que sempre dá o Partido Popular: evasivas e non asumir as súas responsabilidades”, criticou Otero.

Ademais de impedir o inicio normal do curso, o estado das obras e a falla de limpeza provocou que tampouco se puxera en marcha o servizo de aulas matinais nin de comedor, co impacto que iso ten na organización das familias e na conciliación laboral.

Desde o BNG urxen que se adopten solucións definitivas que poñan fin aos “temores fundados” das familias. “É comprensíbel que ao ver un guindastre desas dimensións a carón dun edificio e cando principia o mal tempo, as nais e pais teman que poida pasar algo grave”, alertou. Nese sentido, a fronte nacionalista anticipou a súa intención de demandar explicacións sobre este asunto no Parlamento galego.

“A Xunta ten que actuar para asegurar a plena seguridade e limpeza das dependencias escolares. É escandaloso ter que lembrarllo, pero o máis escandaloso é que non o faga”, remachou Otero que trasladou o pleno apoio do BNG á ANPA do colexio.
0
0
0
s2smodern
Cubrirá los patios de Carballal, Virxe do Rocío y Canicouva

La reserva de aparcamientos se extiende ya a 36 centros de la ciudad

El gobierno vigués dio el pistoletazo de salida al nuevo curso escolar con el alumnado del CEIP A Paz Tintureira de Coruxo tras la invitación de los padres y el equipo docente. El alcalde aprovechó la visita para hacer balance de las obras en centros educativos que está realizando el Concello o que pondrá en marcha en los próximos meses. La inversión total asciende a 1,2 millones de euros y Abel Caballero reclamó a la Consellería de Educación que realice un mayor esfuerzo para resolver los problemas de la comunidad educativa.

faro chapela 6018672 4 g"Realizamos una importante acción en centros de Infantil y Primaria", destacó el regidor en presencia de la concejala de Educación, Olga Alonso. Con ella recordó la ampliación del comedor del CEIP Sello (Cabral), la reforma de los baños del comedor del CEIP Eduardo Pondal (Sampaio) y los baños de centros como el de Balaídos, Emilia pardo Bazán, el centro Plurilingüe Igrexa Valadares, Escultor Acuña, Santa Tegra (Teis), Canicouva, Lope de Vega y Seis do Nadal.

De forma adicional, el gobierno vigués financió la colocación de la tarima flotante del CEIP Escultor Acuña, el pintado del patio en Doctor Fleming, el cierre del aula matinal en Teis, obras en el colegio García Barbón y Santa Mariña de Cabral, así como la reforma de la pista polideportiva en Párroco Don Camilo. Están pendientes de arrancar las obras en los baños de los CEIP Carrasqueira y Carballal, que elevan a 500.000 euros la inversión en mejoras realizada en los últimos meses.

Pero Caballero explicó además que pese a ser competencia autonómica, el Concello atenderá la demanda de los padres de varios centros y destinará casi 600.000 euros a cubrir los patios del Carballal (Cabral), el Virxe do Rocío de Bouzas y el Canicouva, en Castrelos. El alcalde contrapuso la acción municipal con la "dejadez" y "falta de diligencia" de la Xunta para tener operativa en plazo la ampliación del colegio de Navia, cuyo alumnado de Primaria vio retrasada dos días su vuelta a las aulas. "Estamos realizando limpiezas extraordinarias para que entre en funcionamiento el miércoles", aseguró el regidor antes de denunciar que la Xunta "está reduciendo personal y líneas" en la escuela infantil de Hernán Cortés por cuyo local el Concello abona 50.000 euros al año de alquiler. "Pedimos al Gobierno que mantenga el cuadro de personal para atender a los niños con calidad", advirtió a la Consellería de Educación.

Fuente: Faro de Vigo
0
0
0
s2smodern

comentarios