Política
banner02
banner03
banner16
banner04
Jueves, 07 Agosto 2014 15:39

Las monjas y los curas primero

ebola

Mientras en África los afectados por el ébola se resignan a morir, el gobierno español en un alarde de solidaridad con los necesitados, se trae a casa al cura Miguel y a la monja Juliana en un intento de salvarles la vida. Se ve que para eso el Ministerio de Sanidad sí tiene pasta, será la que le han usurpado a los dependientes o a los enfermos de cáncer, abandonados a su suerte a cuenta de esta presunta crisis tan selectiva que deja morir a unos para salvar a los otros.  

Al cura Miguel y a la monja Juliana no sabemos si los han traido por españoles, por enfermos o por religiosos; por lo primero no parece que sea, la monja es guineana. Por lo segundo, tampoco, enfermos hay miles y al resto los han dejado allí tirados. ¿Será que algún chupacirios del ministerio ha movido ficha para poner en marcha todo este despliegue de medios públicos solo porque estos señores pertenecen a la santa iglesia católica?  

No entremos ya en los riesgos que conlleva traerse un virus tan peligroso a España; poner en peligro a toda la población por salvar a dos personas es una grave irresponsabilidad, pero tampoco se le puede pedir mucho más a las mentes pensantes que calientan sillones en la administración española. En Liberia, en Sierra Leona, los muertos alcanzan el millar y España mira para otro lado, qué más da unos cuantos negros más o menos, pensará el ministro, aquí lo que importa es salvar al cura, los curas tiene otro status, no son pobres anónimos de esos que hay tantos y que molestan y sobran. Cuantos más palmen allá, menos vendrán en pateras a ensuciar las calles y estorbar o a vender cedés piratas hundiendo a la industria discográfica. Pero al cura sí, al cura hay que traerlo y mover aviones, protocolos de seguridad, cientos de personas y material sanitario, si hace falta vaciamos el hospital y mandamos a los demás enfermos para casa, pero al cura hay que tratarlo a cuerpo de rey. Faltaría más, que igual se nos cabrea algún obispo.  

A las otras monjas, compañeras del cura Miguel, las han dejado allí. -¡Estábamos preparadas -decían-, estamos enfermas pero no nos han llevado!- Se han traido a Juliana, que parece que no tiene ni un catarro pero que debe tener más amigos que ellas pisando moqueta; al fin y al cabo es más fácil salvar a alguien que no tiene nada y si el cura palma, el ministro chupacirios podrá decir que la operación ha tenido un éxito del cincuenta por ciento. Algo es algo.  

En África caen los enfermos como pájaros y al gobierno, tan solidario él, no se le ocurre que lo humano y lo correcto es enviar allí a los médicos en lugar de traerse aquí a los enfermos; poner medios en el lugar de la epidemia que impidan que ésta se propague, paliar el sufrimiento de los enfermos, pagar con ese dineral que se han gastado en salvar al cura unas mínimas infraestructuras que minimicen los efectos del ébola. Salvar más vidas. O al menos intentarlo y no dejarlos morir sin hacer nada.  

Pero, claro, ¿A quién le importa esa gente? No son ciudadanos de primera.

Como el cura.  

Leer 2671 veces

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Et voilà!

    Pues nada, hijos, seguir así, votadles otra vez en las próximas elecciones, que total ya poco queda por destrozar en este país bananero; y es que al final nos lo merecemos por tontos, por no salir a la calle y echar a collejas a toda esta banda de ladrones que no tiene nada mejor que hacer que hundirnos en la miseria.  

    Como lo de gastarse un dineral trayendo a dos curas para que murieran en casa no resultaba lo bastante xenófobo y egoísta, ahora resulta que los estudiados protocolos que iban a mantener aislados a los enfermos consistían en que los médicos se mantuvieran alejados mientras las auxiliares arriesgaban su vida poniéndose al alcance de los virus. Y claro, en el país de Manolo y Benito era cuestión de tiempo -de poco tiempo, como hemos visto- que saliéramos en la prensa de todo el mundo haciendo lo que mejor sabemos hacer: el payaso y el ridículo. 

    matoNo solo resultaron ser unos ignorantes políticos que han llevado el país a la ruina -eso sí, mientras ellos acumulaban cuentas en Andorra llenas de ceros-, sino que también lo son en cuestiones médicas y biológicas. No me quiero ni imaginar la cara que habrán puesto en el resto de Europa cuando vieron esas fotos de enfermeros con los guantes pegados con cinta americana. Si Berlanga viviera los denunciaría por plagio y luego se moriría otra vez, pero de vergüenza. 

    Pero no hay que preocuparse, volverán a ganar; el país tiene el número suficiente de anormales como para que vuelvan a tener mayoría en unas elecciones. Somos así, tontos hasta la bola, ignorantes, un pueblo de idiotas a los que les gusta ser sodomizados una y otra vez, nos tiran el jabón y nos agachamos felices, venga, una vez más, que todavía no hemos dilatado lo suficiente, que nos la meta el que la tenga más gorda, a ver si así... 

    Dicen que a raiz de estos contagios van a modificar el protocolo. A partir de ahora el personal médico, además de guantes de látex, se protegerán con rosarios y detentes bendecidos por el obispo de Alcalá. Y a los tratamientos con Zmap se añadirá comunión diaria y tres padrenuestros antes de cada comida.

    Los médicos, además, se desinfectarán con agua bendita. 

Más en esta categoría: « Sanidad legaliza la magia Et voilà! »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Por qué Lo que yo decía...

plumaEmpecé este diario cuando me movía entre asociaciones de vendedores de prensa, hasta que la crisis me alejó del mercado laboral y me obligó a cerrar mi negocio. A pesar de ello decidí mantenerlo porque en algún lugar tenía que plasmar las inquietudes, las dudas y todas esas inevitables preguntas que siempre surgen acerca de mí y del mundo que me rodea.

Ahora, pasados los cincuenta y con la muerte en los talones, todo se ve de otra manera; y sin embargo hay que seguir ahí, soñando, porque por alguna razón todavía estamos vivos.

Siempre hay cosas que decir, siempre hay algo por lo que luchar...

Contador de Visitas

Hoy79
Ayer52
Esta semana131
Este mes1873
Total91611

Currently are 52 guests and no members online

logolucas
banner10
banner15
banner14
banner09
banner17
banner18

Los relatos de Ana

  • Había encontrado en su trabajo, un desahogo para su vida. Se sentía sola y desamparada, sumamente perdida en un mundo que ahora parecía que no le pertenecía... Después de doce años con Pedro, no entendía que le podía haber pasado, no había notado nada que le hiciese pensar que la...

  • Dicen que hay que ser agradecido a la vida, y estoy de acuerdo, siempre he escuchado eso, pero... cuando la vida se porta mal con nosotros y nos arrebata lo que más amamos en el mundo... ¿Quién nos escucha? ¿A quién le reclamamos? La vida nunca había sido justa conmigo, desde...

  • Se había levantado mucho viento de forma repentina, cogiéndonos a todos por sorpresa. Las chicas por la calle, sujetaban sus faldas que volaban dejando entrever ese bello tesoro que esconden entre las piernas. Otros,  agarraban con fuerza sus distintos sombreros evitando que el viento se los llevase a su antojo....

ACTUALIDAD

  • La marmota Phil
    La marmota Phil ha salido una vez más de su agujero invernal y los expertos en marketing que la utilizan…
    Escrito el Lunes, 03 Febrero 2014 13:35
  • Los extraños premios Liebster
    Mi querida amiga Ana, del blog Los relatos de Ana, me ha concedido un premio Liebster, que es algo de…
    Escrito el Miércoles, 02 Octubre 2013 21:55

POLÍTICA

  • Todo por la Tapia
    Decía mi abuelo, cuando discutían por un marco, los lindes de una finca o el precio de un ternero -incluso…
    Escrito el Lunes, 13 Marzo 2017 10:18
  • Et voilà!
    Pues nada, hijos, seguir así, votadles otra vez en las próximas elecciones, que total ya poco queda por destrozar en…
    Escrito el Martes, 07 Octubre 2014 00:08

LA CIUDAD

  • Trinos
    Andan revolucionadas las gaviotas por el parque, vuelan en círculos, vigilantes desde la altura; bajo ellas las palomas, a veces…
    Escrito el Miércoles, 06 Abril 2016 00:35
  • En silencio
    Dentro de la marabunta de irregularidades, sanciones, ANPAs y padres tirándose los trastos a la cabeza y tratando, unos, de…
    Escrito el Lunes, 07 Abril 2014 00:29

LOS QUIOSQUEROS

  • No tenemos La Razón
    Una de las prácticas que se están haciendo habituales para los editores es la bajada del precio de portada de…
    Escrito el Viernes, 18 Enero 2013 18:43
  • Intrusismo publicitario de Adega Ponte da Boga
    Me llega la noticia de que una empresa vitivinícola, Adega Ponte da Boga, está haciendo una campaña de marketing publicitario…
    Escrito el Lunes, 26 Noviembre 2012 11:44

RELATOS Y REFLEXIONES

  • Seguimos aquí
    Tengo el blog un poco abandonado; bueno, lo tengo abandonado del todo. No hay una razón concreta, quizás no tenga…
    Escrito el Miércoles, 26 Abril 2017 12:33
  • Good morning, Vietnam
    Sigue el tiempo polar y he acabado por poner el calefactor debajo de la mesa, a ver si me descongela…
    Escrito el Sábado, 25 Marzo 2017 12:25