Relatos
banner02
banner03
banner16
banner04
Viernes, 24 Octubre 2014 16:27

Pan con chocolate

Y ahora un café, que la siesta ha sido corta; y ese cigarrillo ilícito dentro de casa, a solas, la tarde para pensar y espantar los sueños y ese semilla enterrada que a veces intenta germinar otra vez como si en realidad no la hubiera matado el verano. Es tiempo de olvido y no se puede dejar brotar, hay que pisarla a cada intento, a cada palabra y a cada centímetro de carne asomando por ese escote recién estrenado. ¿Por qué ahora? 

escote2De merienda pan con chocolate, poco más queda de una niñez ya demasiado lejana y olvidada. El presente es estrecho y hacia adelante tampoco hay mucha esperanza en la que apoyarse, solo la inercia nos mantiene vivos y el saber que esto es lo único que hay y que cuando se acabe morirá también la consciencia y dejaremos de ser. Medio siglo es demasiado tiempo y ya hemos pasado, seguramente con creces, mucho más de la mitad del recorrido. 

Otro cigarrillo para seguir perdiendo el tiempo, pasan los minutos, las horas, los días desaprovechados corriendo en nuestra contra. Lo que no hagas ahora no lo harás nunca, imbécil, te dices cada vez que una mirada hace asomar ese pequeño brote, y entonces te paras un segundo y lo pisas otra vez, dejas los bares, cierras las ventanas y lo entierras más hondo esperando que esta vez sea la última. 

Y te convences de lo de siempre. 

Leer 1333 veces

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Jaque mate

    fracaso2Todo ha sido un fracaso. Todo. Como estar rodeado de un halo de impotencia, como tener siempre alguien a tu alrededor impidiéndote hacer lo que realmente te apetece. Se van turnando, los padres, las mujeres, los hijos, la sociedad, las circunstancias, yo qué sé, nunca se toman un dia libre ni duermen ni muestran la más leve señal de debilidad. Están ahí, insobornables, siempre al acecho para golpear en cuanto notan que deseas algo que se sale de la ruta marcada. 

    Está llegando el día, apenas tres semanas; como número redondo que es, me gustaría celebrarlo haciendo algo grande: Disfrutando un día para mí. Solo un día. Sin teléfono, sin dar explicaciones, sin tener que contar a la vuelta dónde he estado. Echando carreras en los karts, paseando por la playa, escalando el Himalaya, yendo de putas, haciendo de piloto suicida en la autopista, colándome en el tren, me da igual. Solo. Libre. Vivo...

    No sé si es hora de hacer resúmenes o de olvidarlo todo; no sé si vale la pena cambiar ahora o ya las cartas están echadas y no hay más que conformarse con las que nos hayan tocado. Solo sé que ya no quedan ganas de nada, ni de luchar, y que a veces es más cómodo dejarse llevar renunciando a todo que levantar el puño y dar un golpe. 

    Será, lo sé, un día como todos; no quiero tarta ni gente, no quiero velas ni regalos, no quiero cifras ni sorpresas ni amigos en el bar. 

    Y aunque quiera olvidar no se me olvida que no puedo olvidarte... 

     

  • Sleep

    sleepMe quedé dormido y el despertador no tuvo la delicadeza de sonar. Tanta tecnología y te traicionan unas baterías que no has recordado cargar. El despertar fue brusco, y desubicado no supe guardar el sueño plácido que en aquel momento me hacía sonreír. Desperté y deseaba que continuara un poco más pero perdía el autobús, temía que hubiera pasado la hora, los demás relojes marcaban cada uno una diferente y estaba perdido. 

    Me puse la chaqueta y bajé corriendo y todo se diluyó en la impía realidad; y sin embargo, a pesar de no recordar nada, sentía aún aquella sensación de felicidad con la que había despertado. 

    La tarde se presenta abúlica y hago tiempo esperando que nada suceda. Una serie en el ordenador, los deberes de las niñas a medio hacer, la memoria enterrada entre cientos de proyectos inacabados... Tenemos naufragios soñados en playas de islotes sin nombre ni ley ni rutina, tenemos heridas, tenemos medallas, laureles de gloria, coronas de espinas... 

    La mesa es un caos, me devoran los papeles, no hilo los párrafos ni sé qué decir, tal vez debería poner un poco de orden en todo esto antes de empezar a trabajar o a escribir o a perder el tiempo. La modorra se ha instalado en mí y me rodea una niebla extraña que el café no consigue disipar.

    Echo de menos a Warlock y no sé dónde buscarlo. 

  • Dreams

    dreamsHablo poco con la gente. Escribo por la mañana, que es algo que nunca había hecho. He tenido un sueño inconfesable esta noche; no, ninguna era conocida, fue de esos sueños llenos de gente anónima. Ya he dicho demasiado, no tiene importancia más allá de la anécdota. Luego, quieras o no, cuando despiertas acabas poniendo caras que desearías estuvieran allí. Y entonces conviertes el sueño en fantasía y te pasas el día dándole vueltas y sonriendo como un bobo. 

    Hablo poco con la gente. Subo por las escaleras para no saludar a los vecinos y cambio de acera porque los conocidos hacen demasiadas preguntas. Escribo por la mañana, algo está cambiando, nunca supe inspirarme sino de noche y con mi inseparable Cien Gaiteiros. La musa no había muerto, a veces trata de resucitar y no quiero dejarla. Lo hace inconscientemente, no conoce su poder sobre mí. 

    Fumo más de lo que debería, bebo menos de lo que quisiera, escribo de nada y guardo un respetuoso silencio ante las tonterías que dicen los demás. Me defino en cada texto como si no pudiera disertar sobre cualquier otra cosa. A lo mejor es que no sé, pero como no me lee casi nadie -ayer supe que tengo una lectora y me fui feliz a la cama- tampoco importa mucho. No hay críticas, no hay loas, no hay nadie ahí fuera. ¿O sí?

    Dudas. No sabemos nada. Sueños. Para sonreír un rato. 

  • Cuerpo de bruja
    bruja4Creó sin saberlo un brebaje, una poción mágica que embrujaría a Warlock y le quitaría el sentido, todos los sentidos, el del tiempo, el sentido de la realidad, hasta el del ridículo, que no era el peor que había de perder ni el que más le haría sufrir; lo creó con su andar, su conversación y su amistad, sin intención e inconsciente de lo que hacía.
     
    Mezcló sin darse cuenta una pizca de su mirada, el brillo de sus ojos, dos tercios de sonrisa, sus labios húmedos, la cercanía de su presencia, las formas de su pelo, el aroma que irradiaba por las mañanas; mezcló todo ello poco a poco, día a día, y Warlock, indefenso ante su belleza, se lo bebió de un trago con los ojos cerrados, quedando atrapado para siempre en aquel bello cuerpo de bruja...
  • Warlock
    barComo otras veces, Warlock se sentó a su lado en la barra del bar. Desde el viernes había estado pensando en verla, había escrito unos versos que luego tiró a la basura, también unos textos en prosa a las que puso otro nombre y que nadie reconocería como suyos. Se dirigieron algunas palabras, hace frío, va a llover, no da llegado el verano, y se hizo el distraído pasando las hojas del periódico sin leer nada mientras revolvía el café.
     
    Eva cruzó las piernas, estaba espléndida esa mañana; llevaba una minifalda y Warlock podía ver sus piernas redondeadas y esbeltas a través de unas finas medias, las pequeñas venas de su pantorrilla, su postura femenina mientras hablaba. Pensó que podía tocarlas apenas extendiendo la mano unos centímetros, qué cerca estaba y qué lejos al mismo tiempo...
     
    Acabó el café sin poder apartar su mirada de aquella belleza. Ya de pie, frente a ella, quedó absorto en la semitransparencia de su jersey ajustado, en las formas redondeadas que tanto le estaban provocando sin ella saberlo.
     
    Pagó el café, se despidió como todos los días y se fue pensando si habría sabido disimular lo suficiente.
Más en esta categoría: « Nada que decir Dreams »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Por qué Lo que yo decía...

plumaEmpecé este diario cuando me movía entre asociaciones de vendedores de prensa, hasta que la crisis me alejó del mercado laboral y me obligó a cerrar mi negocio. A pesar de ello decidí mantenerlo porque en algún lugar tenía que plasmar las inquietudes, las dudas y todas esas inevitables preguntas que siempre surgen acerca de mí y del mundo que me rodea.

Ahora, pasados los cincuenta y con la muerte en los talones, todo se ve de otra manera; y sin embargo hay que seguir ahí, soñando, porque por alguna razón todavía estamos vivos.

Siempre hay cosas que decir, siempre hay algo por lo que luchar...

Contador de Visitas

Hoy49
Ayer89
Esta semana722
Este mes2486
Total87431

Currently are 45 guests and no members online

logolucas
banner10
banner15
banner14
banner09
banner17
banner18

Los relatos de Ana

  • Había encontrado en su trabajo, un desahogo para su vida. Se sentía sola y desamparada, sumamente perdida en un mundo que ahora parecía que no le pertenecía... Después de doce años con Pedro, no entendía que le podía haber pasado, no había notado nada que le hiciese pensar que la...

  • Dicen que hay que ser agradecido a la vida, y estoy de acuerdo, siempre he escuchado eso, pero... cuando la vida se porta mal con nosotros y nos arrebata lo que más amamos en el mundo... ¿Quién nos escucha? ¿A quién le reclamamos? La vida nunca había sido justa conmigo, desde...

  • Se había levantado mucho viento de forma repentina, cogiéndonos a todos por sorpresa. Las chicas por la calle, sujetaban sus faldas que volaban dejando entrever ese bello tesoro que esconden entre las piernas. Otros,  agarraban con fuerza sus distintos sombreros evitando que el viento se los llevase a su antojo....

ACTUALIDAD

  • La marmota Phil
    La marmota Phil ha salido una vez más de su agujero invernal y los expertos en marketing que la utilizan…
    Escrito el Lunes, 03 Febrero 2014 13:35
  • Los extraños premios Liebster
    Mi querida amiga Ana, del blog Los relatos de Ana, me ha concedido un premio Liebster, que es algo de…
    Escrito el Miércoles, 02 Octubre 2013 21:55

POLÍTICA

  • Todo por la Tapia
    Decía mi abuelo, cuando discutían por un marco, los lindes de una finca o el precio de un ternero -incluso…
    Escrito el Lunes, 13 Marzo 2017 10:18
  • Et voilà!
    Pues nada, hijos, seguir así, votadles otra vez en las próximas elecciones, que total ya poco queda por destrozar en…
    Escrito el Martes, 07 Octubre 2014 00:08

LA CIUDAD

  • Trinos
    Andan revolucionadas las gaviotas por el parque, vuelan en círculos, vigilantes desde la altura; bajo ellas las palomas, a veces…
    Escrito el Miércoles, 06 Abril 2016 00:35
  • En silencio
    Dentro de la marabunta de irregularidades, sanciones, ANPAs y padres tirándose los trastos a la cabeza y tratando, unos, de…
    Escrito el Lunes, 07 Abril 2014 00:29

LOS QUIOSQUEROS

  • No tenemos La Razón
    Una de las prácticas que se están haciendo habituales para los editores es la bajada del precio de portada de…
    Escrito el Viernes, 18 Enero 2013 18:43
  • Intrusismo publicitario de Adega Ponte da Boga
    Me llega la noticia de que una empresa vitivinícola, Adega Ponte da Boga, está haciendo una campaña de marketing publicitario…
    Escrito el Lunes, 26 Noviembre 2012 11:44

RELATOS Y REFLEXIONES

  • Good morning, Vietnam
    Sigue el tiempo polar y he acabado por poner el calefactor debajo de la mesa, a ver si me descongela…
    Escrito el Sábado, 25 Marzo 2017 12:25
  • El tiempo pasará...
    Tres meses, cuatro a lo sumo, me soltó la hija de puta en una sala donde estaba también la psicóloga.…
    Escrito el Jueves, 05 Enero 2017 11:09